lunes, 30 de noviembre de 2009

-¿Cuándo y cómo se formó?

El valle de las piedras encimadas se formó hace miles y miles de años.
Sólo a causas geológicas y a posteriores estudios geomorfológicos se debe la formación y la subsiguiente explicación de ese fenómeno que se contempla en el Valle de las piedras encimadas.



Existen varias hipótesis para explicarlo y todas ellas tienen en común la aceptación del hecho de que en el transcurso del periodo terciario, se produjeron emisiones de lava volcánica, que sepultaron el relieve que anteriormente existía y que fueron algo así como la materia prima de las extrañas formas que se producirían más tarde.

Las rocas enterradas consolidaron su estructura durante los millones de años que permanecieron en esta situación, sufriendo una primera conformación bajo tierra, no obstante, estas formas tan curiosas que ahora se ven, las adquirieron cuando al fin quedaron al descubierto y bajo la constante acción del viento y del agua.

Gracias a esta erosión, las piedras de origen sedimentario y con estratos de distinta composición o naturaleza se fueron gastando poco a poco pero día tras día, dio lugar a un desgaste alternativo, según la particular naturaleza de dichos estratos (formándose con ello una serie de láminas superpuestas claramente diferenciables, o también un desgaste en la parte inferior , quedando únicamente la piedra de arriba, a modo de sombrerete, sobre una columna pétrea que a veces era de una increíble estrechez).
Pero en los dos casos siempre quedan piedras dispuestas unas encima de otras. También se supone que, siempre aceptando la presencia de un material volcánico homogéneo, que dicho materias, a medida que se iba enfriando y solidificando, generaba un sistema interno de figuras, que fue lo que condicionó la especial morfología que actualmente se puede apreciar en la zona.


Este primitivo sistema de figuras era común en todas las rocas que en un principio se formaron en la superficie, pero, con el tiempo y respondiendo a sus especiales características y también al tipo peculiar de proceso erosivo que más las afectó, dichas formas se fueron diferenciando.



En cuanto a los llamados procesos de meteorización actúan siempre a partir de la superficie y hacia el interior de la piedra, por lo general introduciéndose a través de poros y de llanuras que hay en ella. Esta es una acción que no ocurre de la misma manera en todas partes, ya que las fisuras son distintas en cada una de las piedras.
Esto da lugar a la meteorización diferencial, es decir, en algunas piedras se mantienen casi inalterables y a otras ha llegado a un punto muy avanzado, destruyendo la roca original.
A continuación un proceso de erosión actúa a su vez sobre las partes de las estructuras que han resistido el anterior ataque de la meteorización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada